Mi proyecto de Vida

UNA EMPRENDEDORA MAS

Lanzarte a la aventura de ser emprendedora es un camino empedrado pero increíble, porque es como darle alas y forma a la creatividad que habita en tu cabeza. Ese es mi caso.

Te lanzas con el dinero justo arriesgando a perderlo, pero con una ilusión que no tiene límites. Aunque los días se hacen duros y a veces te vienes abajo, piensas por qué empezaste esta aventura. Entonces vuelves a resurgir como el Ave Fénix. Así que vuelves a cargar pilas. Empiezas de nuevo con emociones positivas que te ayudan a seguir creyendo en ti y, con las negativas, que son de las que se aprende y te dan el empuje necesario.

CONCIENCIADA CON EL RECICLAJE

Hace mucho empecé a crear y reciclar cosas; ropa, telas, muebles, objetos, etc….todo lo que cae en mis manos, y a crear, crear desde cero. Aprendí a coser de forma autodidacta. Si necesito unas cortinas, me las hago, ropa para el peque, ropa para mí, ropa para otros, bolsos, ….cualquier cosa que se me pasa por la cabeza. Cuando vomito una idea, me quedo plena. Aunque muchas veces el resultado no es el que esperaba. Ahí viene el aprendizaje. Al final, cuando consigues llegar a buen puerto con tu creación, sabes que has utilizado los recursos necesarios para ello; las ganas y los materiales adecuados.

Las ganas, acompañadas de la ilusión y el cariño, y los materiales, que no son otros que las fibras ecológicas y las sintéticas recicladas al 100% que ya existen en el mercado. El resultado no puede ser mejor.

 

ÉL ES MI INSPIRACIÓN

Llamé a mi proyecto CocoAnak; Coco por mi hijo, que desde que era un bebé, mi hermana la mayor empezó a llamarle así de forma cariñosa y con ello se quedó. Y Anak porque significa niño en Indonesio. La unión de las dos palabras me pareció de lo mas representativa, ya que una de las primeras cosas que empecé a diseñar y confeccionar, fue la ropa de niño.

Si os soy sincera, los inicios están siendo todo una locura. Andas por caminos que no habías transitado antes y te cuesta dar el paso. Qué decir de las redes sociales, una zote, eso es lo que soy en ese mundillo jajajajja. Me cuesta mucho adaptarme a él porque conlleva mucho tiempo, tiempo que tienes que reducir de otras cosas para mí mas importantes. Pero estoy aprendiendo, además de palabras como outfit, reels, feed, post, blogger, etc…a navegar por estos lares, tarea complicada para alguien como yo que soy bastante de andar por casa.

Pero también tengo que partir una lanza por las redes porque he conocido personas que me han hecho sentir como si las conociera de toda la vida. Que me ayudan de forma desinteresada. Increíbles.

Al final, es con lo que te quedas, con lo bonito de cada experiencia. Sigo trabajando duro en esto de las redes sociales y me he creado un libro de Primero de Instagram del que estudio todos los días para mejorar. Todo lo que sea un reto, allá que voy. (Acepto recomendaciones jajaajaj)

CREACIONES CERCANAS

Si os digo la verdad, no me gusta pensar como una tienda pura y dura, y me niego a verla como tal. Aunque venda mis productos y creaciones a través de ella, me gusta mas pensar en CocoAnak como ese proyecto personal que empecé hace años pero que es ahora cuando está viendo la luz. Simplemente os ofrezco, como amante de lo artesano y ecológico que soy, una visión diferente, de la que dando gracias cada vez estamos más concienciados. De como integrar poco a poco en tu forma de vida, un día a día mas sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

No hablo de renunciar a otras cosas, yo no lo he hecho. Seamos realistas, el 100% ecológico en el hogar de una persona no existe. Bien sea porque para mantener una vida así (ya quisiéramos), tienes que invertir un dinero del que no disponemos y mas en una familia con hijos, como es mi caso. O bien, porque simplemente nos gusta seguir vistiendo o llenando nuestra casas de lo que nos apetece aunque no sea respetuoso con la naturaleza, porque es mas económico o hay mas variedad. Solo digo que con cada de pequeño gesto épico que hagamos apostando por lo sostenible en nuestra vida diaria, será un logro más y un beneficio para nosotros y nuestro entorno.

Hay que seguir luchando por lo que crees y yo, ya llevo la armadura puesta. Haré lo posible por seguir mostrándote mis ideas y colarme un poquito en tu curiosidad, pero tengo claro que mi único proyecto de vida importante es mi Coco.

¡Nos vemos!


Deja tu comentario aquí